Windows en un Mac

parallels apple-boot-camp-1

Para los usuarios de Mac que por cualquier motivo necesitan ejecutar alguna aplicación windows, tienen básicamente dos opciones:

1-Instalar Windows en una partición diferente de su Mac. Esto lo realizaremos a través del asistente de Boot Camp, incluido en el sistema a traves de “Preferencias de Sistema”. le asignaremos un espacio de nuestro disco duro y haremos una instalación típica de Windows. Por supuesto necesitaremos el dvd de instalación de windows. Una vez instalado, cuando encendamos nuestro Mac pulsaremos la tecla Alt y nos aparecerá una pantalla en donde podremos escoger qué sistema queremos arrancar, o OSX de Mac o Windows.

2- Instalar en nuestro Mac la aplicación Parallels. Instalamos la aplicación, una vez instalada, a partir de esta, instalamos Windows por medio del dvd de instalación. Una vez instalado Windows, en nuestro mac tendremos un icono que nos permitirá arrancar Windows dentro (en paralelo) del Mac. Con este sistema podemos trabajar a la vez con Mac y con Windows.

Pros de cada opción:

Boot Camp:

  • Es gratuito,
  • Al ejecutar solo uno de los dos sistemas el uso de la memoria no se comparte, es toda para el sistema en ejecución.

Parallels:

  • No has de reiniciar cada vez el equipo para pasar de un sistema operativo a otro
  • Puedes copiar, mover, compartir, archivos, textos, imágenes de un sistema a otro

Contras de cada opción:

Boot Camp

  • Has de reiniciar el equipo si queres cambiar de sistema operativo
  • Problemas con los controladores, mouse, trakpad, red, etc…

Parallels

  • No es gratuito, cuesta 70 euros
  • Necesitas, para que vaya fluido, un mínimo de 4 gb. Si tienes 8, mejor que mejor.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *